St. Etienne, Francia. Antifascistas impiden la celebración de un concierto de black metal nazi.

This entry was posted by on Martes, 13 marzo, 2012 at

El pasado sábado se iba a celebrar un concierto de black metal nazi en pleno centro de la ciudad. En el mismo iban a participar 4 grupos de black metal, tres de ellos de clara tendencia nazi. Entre los mismos estaba Orthanc, conocido grupo de Lyon que además de declararse “nacionalista” no ha dudado en tocar para Lyon Dissident (asociación de bones de Lyon) o para la sección Blood&Honour Lyon en 2007.

Ya desde primera hora de la tarde los antifascistas se movilizaron para impedir la celebración del concierto. Alrededor de las 21:30 un grupo de unos 50-60 antifascistas partió hacia el bar en cuestión al grito de “¡Sainté, Sainté antifa!” y “Alerta, alerta, antifascista”. En la entrada del bar se produjo el primer enfrentamiento con un grupo de unos 20 nazis de Lyon que iban a asistir al concierto. Resultaron heridos tanto el dueño del bar como algunos de los miembros de los grupos de Black Metal nazi de Lyon, además de producirse daños en el interior del establecimiento por el lanzamiento de todo tipo de objetos.

El grupo se dispersó al llegar la policía, momento que aprovechó un grupo de unos 10 nazis para agredir a un jóven antifascista de 17 años. El dueño del bar, que “aparentemente” no sabía el tipo de grupos que acogía en su bar, decidió suspender el concierto y no permitir a los grupos nazis que tocaran.

Los antifascistas intentaron acercarse de nuevo sobre las 23:00, al no estar seguros de si el concierto había sido suspendido. El resultado de esta segunda tentativa fue varios antifascistas identificados por secretas y la confiscación de una navaja y una pistola a un grupo de nazis que esperaba a la entrada del bar dónde se tenía que haber celebrado el concierto.

Sobre la una de la mañana varias decenas de antifascistas volvieron al bar del concierto para mostrar una vez más su rechazo a la celebración de este tipo de conciertos. La veintena de nazis presentes esperaron encerrados la llegada de la policía, que tardó un buen rato en personarse y escoltar a los grupos nazis hasta sus coches para que volvieran a Lyon sin poder tocar ni una sola nota de su música racista en una ciudad de tradición obrera y multicultural.

Al día siguiente se celebró un concierto con grupos de reggae/ska/rap/punk en el Centro Social La Gueule Noire, organizado por el colectivo antifascista local, La Grina. Al mismo asistieron más de 150 personas y varios de los grupos animaron a los presentes a seguir boicoteando cualquier intento de los nazis de implantarse en la ciudad.

 

 

Fuente: http://www.lahaine.org/index.php?p=60153

Compartir / Guardar en favoritos