México. Dos Crímenes de Periodistas, Mensajes Múltiples. #Contralínea

This entry was posted by on Domingo, 4 septiembre, 2011 at

x Jenaro Villamil

Las hipótesis, las lamentaciones, la condena y la zozobra han aparecido tras el hallazgo del asesinato de las periodistas Ana María Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga.

El procurador capitalino Miguel Angel Mancera adelanta la hipótesis de que se pudo tratar de un crimen feminicida. Preocupante si no se indaga que Marcela Yarce ya había recibido en septiembre de 2009 un amparo de de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Tampoco se puede obviar que varios reporteros de Contralínea, empezando por su director Miguel Badillo Cruz, han sido víctimas de acoso judicial por el director general de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel, debido a las revelacione de corruptelas y contratos fuera de la legalidad. Justo como el que divulgó este día La Jornada.

La otra víctima, Rocío González Trápaga, realizaba labores de free lancer. Fue reportera de Televia.

Miguel Badillo, en entrevsita con José Cárdenas, recordó que el último contacto que tuvo con ambas reporteras fue el 31 de agosto, a las 10 de la noche. “Por la mañana nos llamaron a sus casas, pues no habían llegado. Empezó la búsqueda y nos encontramos con esta terrible noticia”.

“Sabemos que fueron asesinadas brutalmente y que los cuerpos fueron identificados por sus familiares esta mañana en las inmediaciones del Panteón San Nicolás Tolentino”, abundó Badillo.

El procurador capitalino Miguel Angel Mancera destacó que ninguno de los dos cuerpos tiene lesión por arma de fuego o punzocortante y que aparentemente murieron asfixiadas. Los cadáveres, al parecer, no tenían mensaje alguno. Su muerte, en sí misma, se vuelve otro mensaje ominoso para el gremio que lleva más de 70 periodistas asesinados ene ste sexenio, para las mujeres de la Ciudad de México, para la revista Contralínea.

Compartir / Guardar en favoritos