10 razones por las que no necesitamos los alimentos genéticamente modificados

This entry was posted by on Miércoles, 29 diciembre, 2010 at

transgenicos noCon el rápido aumento reciente en los costes de los alimentos – la cual afectó no sólo a los consumidores occidentales, sino también a los pobres y hambrientos en el tercer mundo- otra vez se están promoviendo los alimentos genéticamente modificados (GM) para alimentar al mundo. Esto no es más que un truco para crear un ambiente de confianza. Aparte de que simplemente no necesitamos más alimentos genéticamente modificados, hay razones importantes por las que existe una urgente necesidad de prohibirlos completamente:

1. Los alimentos genéticamente modificados no resolverán la crisis alimentaria

En 2008 un informe del Banco Mundial llegó a la conclusión que el aumento de la producción de agrocombustibles  (biocombustibles) es la principal causa del aumento de los precios de los alimentos[1]. El coloso de producción de productos para cultivos GM, Monsanto, tiene el liderazgo en el cabildeo de promoción de los agrocombustibles (plantas cultivadas para producir combustible en vez de alimentos), y se beneficia un montón de la crisis alimentaria, utilizándola como una oportunidad para promover los alimentos transgénicos.

“La crisis climática fue utilizada para la promoción de los biocombustibles, contribuyendo así a la creación de la crisis alimentaria. Y ahora la crisis alimentaria pes utilizada para hacer revivir la industria de los transgénicos”. Daniel Howden, corresponsal en África del periódico El Independiente[2].
“Mi faceta cínica cree que simplemente están utilizando la actual crisis en los alimentos y los combustibles como un trampolín para la promoción y la restitución de los cultivos transgénicos en el diálogo público… Yo entiendo por qué hacen esto, pero el peligro es que sus afirmaciones sobre con el hecho de que los cultivos transgénicos va a resolver el problema de la sequía o la alimentación del mundo, es una estupidez». Profesor Denis Murphy, encargado del sector de Biotecnología en la Universidad de Glamorgan, País de Gales[3].

2. Los cultivos GM no aumentan el potencial de rendimiento
Pese a las promesas, los OGM no aumentan el potencial de rendimiento de los cultivos comerciales[4]. De hecho, los estudios demuestran que el cultivo  transgénico más extensamente cultivado, la soja GM, ha sufrido una reducción de sus rendimientos[5].
“Aclarémoslo. Hasta el momento (2008), hay cultivos transgénicos comerciales que inherentemente aumenten el rendimiento. Además, no hay cultivos transgénicos en el mercado que estén diseñados para ser resistentes a la sequía, la reducción de la contaminación por nitratos (a causa de los fertilizantes) o la conservación del suelo. No hay ni una”.[6] El profesor Doug Gurian-Sherman, un ex especialista en biotecnología de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. y ex asesor sobre los OMG, de la Administración de Alimentos y Drogas.

3. Los cultivos GM contribuyen al aumento del uso de herbicidas
Las cifras oficiales muestran que en los EE.UU., los cultivos GN han provocado un aumento promedio general, y no una reducción, al uso de herbicidas, en comparación con los cultivos convencionales[7].
“La promesa era que utilizaríais menos productos químicos y habría mayor rendimiento. Pero dejadme deciros que nada de esto es cierto”. Bill Christison, presidente de la U. S. National Family Farm Coalition[8].

4. Hay mejores maneras de alimentar al mundo
Un importante informe reciente, realizado por 400 científicos y patrocinado por la ONU y el Banco Mundial, que fue ratificado por 58 países, llegó a la conclusión de que los cultivos GM tienen poco que ofrecer a la agricultura mundial y los desafíos de la pobreza, del hambre y del cambio climático, ya que hay mejores alternativas disponibles[9].

5. Otras tecnologías agrícolas son más exitosas
El método de la gestión integrada de insectos dañinos, y otros métodos innovadores de bajo requerimiento de insumos o métodos orgánicos de control de plagas y aumento de los rendimientos, han demostrado ser muy eficaces, sobre todo en el mundo en desarrollo[10]. Otras tecnologías de reproducción de plantas tales como Marker Assisted Selection (Selección Asistida por Marcadores), se espera impulsar la productividad agrícola mundial de una manera más eficaz y segura que los OGM[11].
“Una revolución silenciosa que está ocurriendo en el mapeo génico, ayudándonos  a comprender mejor las plantas. Eso es algo que se está preparando y podría tener un impacto mucho mayor en la agricultura (que los OGM)”. Profesor Juan Snape, Jefe del Departamento de Agronomía, Centro de Genética de Cultivos John Innes[12]

6. No está demostrado que los alimentos GM sean seguros para el consumo
La modificación genética es un mecanismo  ordinario e impreciso de incorporación de material genético externo (por ejemplo, de virus, bacterias etc) a las plantas, con consecuencias imprevisibles. Los alimentos GM que surgen de este proceso han sido sometidos a pruebas de seguridad nada estrictas y no de largo plazo. También pruebas realizadas en alimentos para animales han demostrado efectos alarmantes para la salud[13]. Ha sido publicado sólo un estudio sobre los efectos directos en los seres humanos de la alimentación con alimentos genéticamente modificados[14]. En este se han detectado efectos inesperados en las bacterias del intestino, pero nunca continuó.
“Estamos enfrentados a la tecnología más poderosa que el mundo haya conocido, y se ha desarrollado rápidamente y casi sin ningún estudio sobre sus consecuencias”. Dra. Suzanne Wuerthele, Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., toxicóloga.

7. OGM se cuelan en piensos sin el consentimiento del consumidor
Carne, huevos y productos lácteos procedentes de animales alimentados con millones de toneladas de piensos importados a Europa sin ser etiquetados. Estudios han demostrado que cuando los animales alimentados con plantas GM, el GM material puede aparecer en los productos[15]. Como está demostrado que los GM alimentos  afectan la salud de los animales, el consumo de OGM, de este modo “encubierto” puede afectar la salud de los consumidores.

8. Nadie está controlando el impacto de los alimentos GM en la salud
Se sostiene que desde hace años los estadounidenses están consumiendo alimentos GM alimentos sin que haya consecuencias negativas para su salud. Sin embargo, estos alimentos se comercializan en los EE.UU. sin estar etiquetados y nadie domina el tema de las consecuencias. En otros alimentos nuevos, como los ácidos grasos trans, tardamos unas décadas en darnos cuenta de que habían causado millones de muertes prematuras[16].

9. Organismos genéticamente modificados y no genéticamente modificados no pueden coexistir
La contaminación de los alimentos convencionales y ecológicos con OGM va aumentando. Una variedad de arroz no aprobada y genéticamente modificada, cultivada por sólo un año en experimentos en campos experimentales en EE.UU., contaminó extensamente la producción de arroz y reservas de semillas[17]. En Canadá, la producción de canola orgánica ha sido destruida debido a la contaminación por respectivas  variedades genéticamente modificadas[18]. En España, un estudio mostró que el maíz  GM “ha provocado una drástica reducción del cultivo orgánico de maíz y está haciendo que su coexistencia sea prácticamente imposible”[19].
Ha llegado el momento de elegir una producción mundial de alimentos que se base en los OGM o no.
“Si a algunas personas se les da la oportunidad de elegir cultivar, vender y consumir alimentos genéticamente modificados, pronto nadie va a tener la opción de los alimentos, o de una biosfera libre de OMG. Es un método de selección, igual que la introducción de conejos o unas especies de ranas en Australia: Una vez hecho esto, ya no se puede invertir “. Roger Levett, especialista en el desarrollo sostenible[20].

10. No podemos confiar en las empresas
Las grandes empresas biotecnológicas que promueven sus alimentos transgénicos, tienen un historial horroroso de contaminación tóxica y de engaño público[21]. Los OGM les son atractivos debido a que, a través de la legislación de los patentes se les permite que el control monopólico de la producción mundial de alimentos. Hostigan e intimidan a los agricultores sólo por cometer ellos el “crimen” de guardar semillas patentadas o por el “robo” de genes patentados-aún cuando estos genes se hayan encontrado en el campo de los agricultores a través de contaminación accidental por el viento y los insectos[22].
“Los agricultores han sido denunciados por tener OGM en su propiedad, que no comprado, no quieren tener, no van a usar y no pueden vender.” Tom Wiley, agricultor, Dakota del Norte[23]


[1] “A Note on Rising Food Prices”, Donald Mitchell, World Bank report, 2008.
http://image.guardian.co.uk/sys-files/Environment/documents/2008/07/
10/Biofuels.PDF

[2] “Hope for Africa lies in political reforms”, Daniel Howden, The Independent, 8 September 2008,http://www.independent.co.uk:80/opinion/commentators/daniel-howden-hope-…, accessed September 2008

[3] “GM: it’s safe, but it’s not a saviour”, Rob Lyons, Spiked Online, 7 July 2008,http://www.spiked-online.com/index.php?/site/article/5438/, accessed October 2008

[4] “The adoption of bioengineered crops”, US Department of Agriculture Report, May 2002

[5] “Glyphosate-resistant soyabean cultivar yields compared with sister lines”, Elmore, R.W. et al., Agronomy Journal, Vol. 93, No. 2, 2001, pp. 408–412

[6] “Genetic engineering – a crop of hyperbole”, Doug Gurian-Sherman, The San Diego Union Tribune, 18 June 2008,
http://www.signonsandiego.com/uniontrib/20080618/news_lz1e18gurian
.html,
accessed September 2008

[7] “Genetically engineered crops and pesticide use in the United States: The first nine years”, Benbrook, C., BioTech InfoNet, Technical Paper No. 7, October 2004,
http://www.biotech-info.net/Full_version_first
_nine.pdf;
“Agricultural Pesticide Use in US Agriculture”, Center for Food Safety, May 2008, using data from US Department of Agriculture

[8] “Family Farmers Warn of Dangers of Genetically Engineered Crops”, Bill Christison, In Motion magazine, 29 July 1998,
http://www.inmotionmagazine.com/genet1.html,
accessed October 2008

[9] “International Assessment of Agricultural Knowledge, Science and Technology for Development: Global Summary for Decision Makers (IAASTD)”, Beintema, N. et al., 2008,
http://www.agassessment.org/index.
cfm?Page=IAASTD%20Reports&ItemID=2713;
accessed October 2008

[10] See, for example: “International Assessment of Agricultural Knowledge, Science and Technology for Development: Global Summary for Decision Makers (IAASTD)”, Beintema, N. et al., 2008,
http://www.agassessment.org/index.cfm?Page=IAASTD%20Reports&
ItemID=2713
accessed October 2008;
“Feeding the world?”, J. N. Pretty, SPLICE (magazine of the Genetics Forum), Vol. 4, Issue 6, August/September 1998; “Organic agriculture and food security in Africa”, United Nations report, 2008,
http://www.unep-unctad.org/cbtf/publications/UNCTAD_DITC_TED
_2007_15.pdf,
accessed October 2008

[11] “Marker-assisted selection: an approach for precision plant breeding in the twenty-first century”, Collard, B.C.Y. and D.J. Mackill, Phil. Trans. R. Soc. B, Vol. 363, 2008, pp. 557-572, 2008; “Breeding for abiotic stresses for sustainable agriculture”, Witcombe J.R. et al., Phil. Trans. R. Soc. B, 2008, Vol. 363, pp. 703-716

[12] “Gene mapping the friendly face of GM technology”, Professor John Snape, Farmers Weekly, 1 March 2002, p. 54

[13] Here is just a small selection of these papers: “Genetically modified soya leads to the decrease of weight and high mortality rate of rat pups of the first generation”, Ermakova I.V., EcosInform, Vol. 1, 2006, pp. 4-9; “Fine structural analysis of pancreatic acinar cell nuclei from mice fed on GM soybean”, Malatesta, M. et al., Eur. J. Histochem., Vol. 47, 2003, pp. 385–388; “Ultrastructural morphometrical and immunocytochemical analyses of hepatocyte nuclei from mice fed on genetically modified soybean”, Malatesta, M. et al., Cell Struct Funct., Vol. 27, 2002, pp. 173-180; “Ultrastructural analysis of testes from mice fed on genetically modified soybean”, Vecchio L. et al., Eur. J. Histochem., Vol. 48, pp. 448-454, 2004; “A long-term study on female mice fed on a genetically modified soybean: effects on liver ageing”, Malatesta M. et al., Histochem Cell Biol., Vol. 130, 2008, pp. 967-977; “Effects of diets containing genetically modified potatoes expressing Galanthus nivalis lectin on rat small intestine”, Ewen S.W. and A. Pusztai, The Lancet, Vol. 354, 1999, pp. 1353–1354; “New Analysis of a Rat Feeding Study with a Genetically Modified Maize Reveals Signs of Hepatorenal Toxicity”, Séralini, G.-E. et al., Arch. Environ. Contam. Toxicol., Vol. 52, 2007, pp. 596-602.

[14] “Assessing the survival of transgenic plant DNA in the human gastrointestinal tract”, Netherwood T. et al., Nature Biotechnology, Vol. 22, 2004, pp. 204–209.

[15] “Detection of Transgenic and Endogenous Plant DNA in Digesta and Tissues of Sheep and Pigs Fed Roundup Ready Canola Meal”, Sharma, R. et al., J. Agric. Food Chem., Vol. 54, No. 5, 2006, pp. 1699–1709; “Assessing the transfer of genetically modified DNA from feed to animal tissues”, Mazza, R. et al., Transgenic Res., Vol. 14, No. 5, 2005, pp. 775–784; “Detection of genetically modified DNA sequences in milk from the Italian market”, Agodi, A., et al., Int. J. Hyg. Environ. Health, Vol. 209, 2006, pp. 81–88

[16] “Trans Fats: The story behind the label”, Paula Hartman Cohen, Harvard Public Health Review, 2006,
http://www.hsph.harvard.edu/review/rvw_spring06/rvwspr06_
transfats.html,
accessed October 2008

[17] “Risky business: Economic and regulatory impacts from the unintended release of genetically engineered rice varieties into the rice merchandising system of the US”, Blue, Dr E. Neal, report for Greenpeace, 2007,
http://www.greenpeace.org/raw/content/international/press/reports/
risky-business.pdf,
accessed October 2008

[18] “Seeds of doubt: North American farmers’ experience of GM crops”, Soil Association, 2002,
http://www.soilassociation.org/seedsofdoubt,
accessed September 2008

[19] “Coexistence of plants and coexistence of farmers: Is an individual choice possible?”, Binimelis, R., Journal of Agricultural and Environmental Ethics, Vol. 21, No. 2, April 2008

[20] “Choice: Less can be more”, Roger Levett, Food Ethics magazine, Vol. 3, No. 3, Autumn 2008, p. 11, http://www.foodethicscouncil.org/node/384, accessed October 2008

[21] See, for example, Marie-Monique Robin’s documentary film, “Le Monde Selon Monsanto” (“The World According to Monsanto”), ARTE, 2008; and the website of the NGO, Coalition Against Bayer-Dangers,
www.cbgnetwork.org

[22] GM company Monsanto has launched many such lawsuits launched against farmers. A famous example is the case of the Canadian farmer Percy Schmeiser. Just one article on this case is “GM firm sues Canadian farmer”, BBC News Online, 6 June 2000,
http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/779265.stm,
accessed October 2008

[23] “Monsanto ”Seed Police” Scrutinize Farmers”, Stephen Leahy, InterPress Service, 15 January 2004,
http://www.commondreams.org/headlines05/0115-04.htm,
accessed October 2008

Fuente> red traductora de contrainformacion

Compartir / Guardar en favoritos